Criterios para la bioconstrucción

Recursos seleccionados a mano basados en mi experiencia

Preguntas frecuentes

¿Qué es la bioconstrucción?

La bioconstrucción o biología de la construcción es una rama del conocimiento que estudia la relación de las personas con su entorno edificado, La bioconstrucción se caracteriza por su enfoque integral y no lineal propio de los sistemas biológicos. De hecho, los aspectos económicos y técnicos quedan supeditados a los naturales. La vida es siempre la referencia a seguir.

En un sentido más amplio, y como diría un buen amigo, la bioconstrucción es la forma que la vida ha encontrado para ir construyéndose a lo largo de millones de años. Descubrir y adoptar un estilo de vida acorde con este mecanismo es también hacer bioconstrucción. Por supuesto, construir entornos más sanos es una forma de hacerlo. Pero hay algunas más.

Visto así, todos podemos practicar la bioconstrucción y responsabilizarnos de nuestra salud y de la de nuestro entorno. De hecho, la mejor traducción del término alemán “baubiologie”, utilizado para referirse a la bioconstrucción, es “biología del hábitat”, no sólo de la construcción.

Como ves, el campo de acción de la bioconstrucción puede ser amplísimo y ser aplicado a multitud de acciones y proyectos, incluso en nuestro ámbito más cotidiano y personal.

¿Desde cuándo existe la bioconstrucción?

La fundación en 1970 del “Grupo de trabajo para una construcción sana y una vivienda sana” en Alemania marca el inicio formal de la bioconstrucción como intento de recopilar y ordenar el conocimiento disponible sobre estos temas.

Aunque hasta hace poco más de 50 años, aún era posible en España construir con materiales naturales, obtenidos en un entorno cercano, especialmente en entornos rurales, muchas de las claves para entender el asentamiento humano en un entorno se habían perdido ya.

Desde mi punto de vista, el mayor reto que plantea hoy la bioconstrucción no tiene que ver tanto con los materiales o los sistemas constructivos empleados como con el cambio de conciencia necesario para comprender la grandeza de cada forma de vida. Sólo una mirada completamente nueva garantizará un nuevo mundo en el que la vida campe a sus anchas. Y nosotros con ella.

¿Por qué es importante la formación en bioconstrucción?

La formación es para mí una de las acciones seminales y por ello primordiales para el cambio necesario. Es, a la vez, una vocación y una responsabilidad al servicio de la vida y todo lo vivo.

Muchos de los problemas ocasionados por la construcción convencional, tienen su origen en la paulatina pérdida de conocimientos de quienes construían con sus propias manos sus hogares. Es urgente recuperar la soberanía constructiva de la que progresivamente se han ido apropiando otros intervinientes en el proceso edificatorio.

La formación es, probablemente, la mejor herramienta si queremos construir con la vida el hogar de todo lo vivo.

Sin embargo, la formación a la que me refiero no es tanto una educación formal y académica como una actitud de aprendizaje abierta y permanente que parte de la propia experiencia de habitar y va resolviendo de manera integral las cuestiones que vayan surgiendo, planteando hipótesis que las resuelva, gestionando la información relevante necesaria y poniendo en marcha acciones que involucren al grupo y le permitan avanzar y diversificarse. Sería este un aprendizaje vital, dinámico, compartido y distribuido.

Los aspectos tanto técnicos como éticos implicados en la bioconstrucción requieren de personas dispuestas a aprender de una nueva forma, que sepan dar razón de sus criterios y hacer veraz con su estilo de vida aquello que creen.

Los actuales retos de todo tipo a los que nos enfrentamos como especie dotada de conciencia exigen que nuevas propuestas sean intuidas, experimentadas y asumidas.

Construir este nuevo conocimiento no es algo diferente de vivir. Bioconstruir es aprender como lo haría la propia vida.

¿Por qué conviene aplicar criterios de bioconstrucción?
  • Porque si nuestra mirada hacia todo lo vivo fuera otra, nuestras vidas y nuestras casas también serían otras.
  • Porque es posible, y probablemente imprescindible, encontrar un modo de habitar acorde con un nuevo estilo de vida.
  • Porque la salud es un proceso complejo que no puede entenderse separado del medio ambiente y hoy nuestro medio ambiente son nuestros edificios, en los que pasamos hasta el 90% de nuestro tiempo.
  • Porque es viable emplear sistemas constructivos sanos y ecológicos.
  • Porque es urgente hacer un uso eficaz de las energías renovables, especialmente de la radiación solar.
  • Porque todos somos especiales y necesitamos entornos a nuestra medida en los que descubrir y expresar nuestra creatividad y nuestra individualidad.
  • Porque también nuestros hogares deben contribuir al cuidado y protección de niños, ancianos y enfermos.
  • Porque tenemos que tender a la autogestión de nuestros cobijos.
¿Qué reglas se siguen en los proyectos y obras de bioconstrucción?

Aunque existen varias propuestas para resumir los criterios que se aplican en bioconstrucción, las 25 reglas que propone el IBN (Institut für Baubiologie + Ökologie Neubeuern) me parecen las más concisas y completas.

Son estas:

Relacionadas con los materiales de construcción e insonorización

1. Materiales naturales y no adulterados

2. Materiales inodoros o de olor agradable que no emitan sustancias tóxicas

3. Materiales de baja radioactividad

4. Protección acústica y antivibratoria orientada a las personas

Relacionadas con el ambiente interior

5. Regulación natural de la humedad atmosférica interior mediante el uso de materiales higroscópicos

6. Minimización y disipación rápida de la humedad de la obra nueva

7. Proporción equilibrada de aislamiento térmico y acumulación de calor

8. Temperaturas óptimas de las superficies y del aire ambiente

9. Buena calidad del aire ambiente gracias a una renovación natural

10. Calor radiante para la calefacción

11. Alteración mínima del entorno de radiación natural

12. Ausencia de campos electromagnéticos y ondas de radio en expansión

13. Reducción de la presencia de hongos, bacterias, polvo y alérgenos

Relacionadas con el medio ambiente, energía y agua

14. Minimización del consumo de energía aprovechando al máximo fuentes de energía renovables

15. Materiales de construcción procedentes, preferiblemente, de la región y que no favorezcan la explotación abusiva de materias primas escasas o peligrosas

16. Prevención de problemas para el medio ambiente

17. Calidad óptima posible del agua potable

Relacionadas con el interiorismo

18. Respeto de dimensiones, proporciones y formas armoniosas

19. Condiciones naturales de luz, alumbrado y colorido

20. Aprovechamiento de los conocimientos de fisiología y ergonomía en la decoración y el equipamiento del espacio interior

Relacionadas con el solar

21. Ausencia de perturbaciones naturales y artificiales en el solar

22. Viviendas alejadas de fuentes de emisiones contaminantes y ruidos

23. Método de construcción descentralizado y flexible en urbanizaciones ajardinadas

24. Vivienda y entorno residencial, muy relacionados con la naturaleza, dignos y compatibles con la vida familiar

25. Ausencia de secuelas sociales negativas

¿La bioconstrucción es más cara que la construcción convencional?

Cuando se trata de valorar la viabilidad de un determinado proyecto, uno de los principales condicionantes suele ser el precio. Los proyectos que nacen con vocación de ser construidos bajo criterios de bioconstrucción no son casos excepcionales y es conveniente acometer esta cuestión desde el primer momento.

Paradójicamente, las actuales condiciones de mercado, han llevado, por una parte, a abaratar artificialmente los costes de la energía empleada en los procesos industriales mediante los que se producen los materiales de construcción y, por otra, a sustituir métodos y sistemas de construcción tradicionales adaptados a cada entorno por otros que se suponen universalmente válidos, produciéndose una transferencia de conocimiento desde el oficio artesanal hacia las corporaciones que, además, son las únicas capaces de soportar el coste de técnicas de comercialización a gran escala.

Como resultado, construir con materiales y sistemas sanos, locales, renovables y de comprobada eficacia, resulta hoy más caro, principalmente como consecuencia de la pérdida generalizada de conocimiento y experiencia por parte de los oficios.

Aún quedan pequeños constructores para quienes un proyecto de bioconstrucción resulta perfectamente abordable a costes muy competitivos, comparables a los de la construcción convencional.

Es cierto que determinados materiales, debido a los costes de producción más elevados consecuencia de procesos menos industrializados y globalizados, suponen un sobrecoste frente a materiales convencionales con las mismas prestaciones técnicas que, sin embargo, resultan problemáticos analizados desde el punto de vista ecológico o de la salud.

Finalmente, no debería olvidarse que los costes sanitarios y ambientales derivados de la extracción, fabricación, distribución, uso y eliminación de muchos productos convencionales no son repercutidos en el precio de la construcción, siendo asumidos por el conjunto de la sociedad, cosa que no ocurre, o al menos no en una proporción tan elevada, en las obras de bioconstrucción.

Dicho todo esto, me gustaría insistir en que si realmente entendemos la bioconstrucción como un estilo de vida que busca, no solo nuestra salud, sino la co-participación en el proceso de la propia vida, debemos plantearnos seriamente qué tipo de vivienda de adapta a esta forma de habitar.

Es muy probable que una reducción inteligente de la superficie inicialmente estimada, un cambio de sistema constructivo o la sustitución de algún material, resuelva la viabilidad de nuestro proyecto de bioconstrucción.

Enlaces

Instituto Español de Baubiogie (IEB). La referencia en España en formación académica en bioconstrucción.

Institut für Baubiologie + Ökologie Neubeuern (IBN). Instituto alemán precursor de la bioconstrucción como disciplina moderna.

Principios de bioconstrucción. La propuesta de la revista Ecohabitar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de navegación.

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mi política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies