¿Quién soy?

Porque a mí también me gusta saber con quién voy a trabajar

Andrés Martínez Espinosa

Arquitecto técnico, máster en bioconstrucción y técnico en salud geoambiental. Asesor del Instituto Español de Baubiologie (IEB). Me he formado en eficiencia y certificación energéticas. Además soy técnico superior en prevención de riesgos laborales y máster en sistemas integrados de gestión.

Hoy, mi principal ocupación es contar lo que he aprendido y experimentado durante mis 20 años de andadura profesional acerca de cómo habitar y construir poniendo la vida, las personas y el entorno en el centro. Así que si estás pensado en poner en marcha un proyecto de construcción o rehabilitación de tu vivienda o espacio de trabajo es muy probable que hayas llegado a un sitio interesante para tí.

Si eres autoconstructor o autopromotor, propietario o arrendatario de una vivienda, artesano de la construcción o estás interesado en la influencia que tienen las viviendas en nuestra salud, aquí encontrarás experiencias, información y recursos útiles.

También puedo ayudarte si necesitas formarte para poner en marcha tus ideas, resolver dudas, planificar y diseñar tu proyecto o controlar el desarrollo de tu obra.

Contar conmigo puede interesarte. Contar con mi conocimiento, mis ideas, mis contactos y mis experiencias, también.

¿Hablamos?

Acompañamiento

Acompaño a personas como tú en el desarrollo de los proyectos de construcción o rehabilitación de los espacios en los que viven y trabajan a diario.

Respeto

Les ayudo a tomar las decisiones adecuadas para lograrlo de forma saludable, respetuosa con el entorno y las personas (y a precios razonables).

Dedicación

Desde las primeras ideas hasta la ejecución y, en algunos casos, más allá (algunas de las personas a las que empecé ayudando ahora son también mis amigas).

MIS VALORES

Esta propuesta exige un cambio profundo en los criterios y modos de actuación profesional que, en mi caso, pasa por tener presentes estos valores en mi relación con las personas a las que ayudo:

  • Confianza en las personas y los criterios compartidos durante el proceso de planificación, diseño y ejecución.
  • Acompañamiento sin imposiciones, empoderando al usuario, poniendo en sus manos la mejor información disponible.
  • Respeto a las decisiones, los tiempos y las circunstancias personales y económicas del cliente.
  • Dedicación. Porque no creo en las recetas, porque no existen dos situaciones iguales y porque lo bueno no siempre es lo mejor.
  • Honradez en la distribución de la información y en la aplicación de los acuerdos alcanzados, de palabra y de obra.
  • Eficacia basada en mi experiencia, mis recursos y mis habilidades y en mi capacidad para aprender, consultar y colaborar.

Entiendo cada encargo como una oportunidad única, como un proceso que hay que diseñar para cada ocasión y que avanza paso a paso en la medida en la que las necesidades y planteamientos del cliente sean sinceramente comprendidos y atendidos.

MI HISTORIA

Hace ya unos años, entendí definitivamente que en la relación de las personas con los espacios construidos, con los materiales y técnicas locales, con sus conocimientos y tradiciones, con los lugares en los que decidían vivir y trabajar estaba el verdadero sentido del acto de construir.

Comprendí también que la habitación (de habitar), como la nutrición, tiene mucho que ver con cómo somos, cómo nos vemos, cómo nos sentimos, cómo nos relacionamos, cómo vivimos. Siendo consciente de este tipo de cosas, me dije que merecía la pena intentar nuevas formas de practicar la profesión de arquitecto técnico.

Estoy convencido de que no hay arquitectura sin personas ni lugares. De que buena parte de lo que les pasa a las personas tiene que ver con cómo son y dónde están los espacios que habitan. Y de que la relación entre lugares, personas y arquitectura, tiene su reflejo en el ambiente, en el aire que respiramos.

Esta afirmación tiene para mí dos consecuencias de peso. Una, que mi trabajo está incompleto si no consigo que las personas se sientan mejor y que, por tanto, este es mi principal objetivo. Y dos, que sin la implicación de los usuarios es imposible alcanzar una relación saludable con los espacios.

Estoy hablando de espacios, de ambientes, de personas. Pero subyacen detrás cuestiones primordiales para mí, como la capacidad de articular recursos para hacer posible la autogestión de estos espacios y lograr su asequilibidad.

Hay en estas páginas muchas referencias a algunos de los temas que más preocupan e interesan a personas como tú: la bioconstrucción, la eco-rehabilitación, la salud ambiental, el ahorro energético o la autoconstrucción.

Son también mis ocupaciones, así que espero poder ayudarte.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de navegación.

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mi política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies