Una guía básica para la autoconstrucción

Por los comentarios que me siguen llegando casi dos semanas después, deduzco que el curso de introducción a la auto-bioconstrucción ha cumplido con creces las expectativas de los que decidieron asistir.

Y lo que es mejor, está sirviendo para aglutinar voluntades, capacidades, inquietudes e iniciativas.

Ahora que toca cuidar la semilla que allí se plantó, no se me ha ocurrido mejor manera de hacerlo que seguir contando a todo el que lo desee lo que ya compartí en el curso con este primer grupo de futuros auto-bioconstructores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de navegación.

Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de mi política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies